domingo, 23 de diciembre de 2007

Olvido avanza

Como se expande la red
de fractal craquelado
en el fango del pantano
pues ha dejado de llover
y el sol impera

Como se filtra el gris
sobre el ocaso
hacia el oscuro
puro: por ósmosis

Como la cimbra transfiere
suspiro a suspiro
a la varilla
el peso inmenso
del cemento
que fragua

Más cuerda más

vine
a que me rebobine
el sueño
y me lo rebobina
y vuelvo a soñar
que salgo de casa
a las tres de la mañana
con la alegría
del sueño
recién soñado
en el paladar
del alma
y la nostalgia
de verlo
largamente
desenrollarse
poco a poco
diluirse
aliento en la bruma
de los pensamientos
y los pasos
y entro
al oscuro
tendajón
en donde un hombre
barbado
interroga
con la mirada
y me escucho decir
entre humos
vine
a que me rebobine
el sueño

miércoles, 19 de diciembre de 2007

El pisado

En el fondo está el piso
y sobre el piso –delgada
o gruesa según los temporales-
va la capa de mierda que pisamos
en la que hunden raicillas los desdenes
las muinas que nos desdoran
los pesares que pelechamos
apisonado turbio que fermenta
lejos del corazón al roce
de la planta del pie que hemos vestido
con suelas de esparto

Tramas (1)










Ocaso entra

video

Ocaso bota

video

Ocaso nada

video

Ocaso cabecea

video

domingo, 16 de diciembre de 2007

Vieja cabeza

Hojas sueltas de cualquier cuaderno (viejo o nuevo, escrito acá o allá) con las que me topo al abrir un cajón o un libro.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Pasos

Como si nada
Los doy, o se me dan
Muy en la mañana los regalo
O a mi vienen tan solo, tan solos
Jamás los solicito
Casi flotando me llevan y devuelven
De los rincones, a las ventanas
Sólo el suspiro de su lija sobre el suelo
Ese rumor sin peso a veces los delata
Como si nadara los doy, o se me dan, se van
Se fugan tersos como morralla de un juego
De tablero en un domingo dilatado de la infancia
O como gotas de un lavabo descompuesto
Hace tanto que se camuflan de silencio
Y sé a dónde me llevan al final
Pero nunca por dónde.

domingo, 2 de diciembre de 2007

Lavapiés Vans


White vans are climbing up the hills of Lavapiés
They snail and swallow loads of sleeping men

White vans are climbing down the hills of Lavapiés
They slide and stop and throw out purple ladies

White vans are meandering blindly through the hills of Lavapiés
Driven by smiling lizards with checkered bandanas

White vans are hoping up and down the mazy hills of Lavapiés
With dazzled hornets drilling holes to smoke through

White vans are clotting the narrow lanes of Lavapiés
“Ah the chinaman is teaching his parrot Lebanese!”

White vans they all refill with old ladies’ whispers and float
“Oh the big band ballrooms where have they all gone?”

White vans they all at night melt down the hills of Lavapiés
As a layer of shiny aluminum that nourishes the moon

Planas Escolares (Civismo)

Yo no sé si contaron bien los votos.
Tú no sabes si contaron bien los votos.
Él no sabe si contaron bien los votos.
Nosotros no sabemos si contaron bien los votos.
Vosotros no sabeis si contaron bien los votos.
Sólo ellos saben si no contaron bien los votos.
Sólo Dios sabe si contarán nuestros votos.

El número de votos es un instrumento impreciso.
El corazón es un instrumento tosco.
Los votos se evaporan como moléculas de alcohol.
El corazón se derrama como chapopote en el océano.
El número de votos es la quimera indecisa en un ensueño vespertino.
(Como los pájaros que vio cobrar vuelo Borges al entrecerrar los ojos)
El corazón es un molusco cegado que secreta una baba de terror.

Sed

Ya seco el amor
es agudo como lanceta
de cristal
que ahora se hunde en
los tejidos
deshebrándolos sin ruido
ni desgarro
y de esa punta geométrica
insensible
fluyen niágaras